Welcome To:  Cousta Rrrica

Desde el principio creímos que teníamos algo nuevo, por alguna razón. Quizás lo nuevo que teníamos era solamente que el público lector era distinto, mejor. Todos los que nacimos a finales del milenio, oímos una y otra vez la diatriba de que las generaciones nuevas no leen o no les interesa eso que lo “culto” definió como “bueno”.

Lo cierto es que hoy entendemos que el arte nos debe influenciar de formas distintas para que como organismos de un mismo ecosistema, nos podamos reencontrar aportando lo que nos enseñó.

La cantidad de chats de messenger, mensajes de textos de celular o statuses de facebook, nos han puesto a la vanguardia como interpretadores de mensajes de emisores muy distintos y variados entre sí.

La literatura siempre ha intentado imitar a la vida. El rol escrito/oral que nuestra comunicación tomó va modelando la misma forma en que se hace el arte, narrativo y lírico.